lunes, 22 de junio de 2015

Que sea un secreto... [Capítulo 5]



Que sea un secreto...Capítulo V; La verdad detrás del rechazo.[SUGAxKookie]


Miradas discretas, pocas palabras, menos convivencia y una gran incomodidad al estar cerca de ambos chicos era lo que el líder, Rap Monster, había comenzado a notar en dos de los miembros del grupo. A simple vista no era perceptible, ya que ambos sabían ocultarlo bastante bien pero todo cambiaba rotundamente cuando no había cámaras o alguien con quien debieran guardar apariencias. Todo había cambiado mucho desde la grabación del partido de basquetbol, tanto JungKook como Yoon Gi estaban bastante raros, su actitud había cambiado y lo peor era que no solamente se eran indiferentes entre ellos sino que también (algunas veces) con los demás miembros del grupo; como líder y como amigo tenía la responsabilidad de ayudar a solucionar cualquier problema que pudieran tener pues de eso dependía su trabajo y sobretodo su futuro. Tenía derecho, claro que lo tenía, por una parte con el maknae, él y todos los integrantes se habían comprometido a cuidar y a dar una buena imagen al más chico. Y por otra estaba uno de sus mejores amigos por años, el chico con quien había comenzado su loco sueño. ¿Cómo podría no meterse? sería un mal amigo si no lo hacía.

Los domingos eran los días más tranquilos para los miembros del grupo, era el día en el que podían salir con su familia, amigos o bien quedarse en su departamento durmiendo todo el día. Lo anterior era lo que normalmente hacían, todo el día se quedaban en pijama y comían lo que querían, dormían hasta tarde y se concentraban sólo en descansar, no había trabajo ni nada que los pudiera atormentar, bueno, algunos pensaban así, como por ejemplo Jin: el chico dormía hasta tarde y todo el resto del día se la pasaba en internet. 



Pero no todos eran como él, había especialmente tres chicos en el grupo quienes encontraban su domingo de descanso como un castigo.

Rap Monster se sentía incómodo, el ver que JungKook se alejaba cada vez que SUGA se acercaba, lo ignoraba, e incluso lo trataba hasta cierta forma mal; era como si no existiera para él. Ya los otros chicos comenzaban a notarlo pero se mantenían al margen. Por otro lado Yoon Gi estaba harto de la situación, odiaba el ser tratado así frente a sus compañeros pero más odiaba que él mismo lo permitía. Jungkook por su parte se sentía mal consigo mismo por tratar a SUGA de la manera en que lo hacía, sabía muy bien que eso hablaba mal de él ante sus compañeros pero sentía de debía hacerlo así para poder alejar al castaño.


—SUGA ¿Podrías venir a mi habitación? Quiero hablar contigo.





Nam Joon decidió que era él quien debía tomar la iniciativa ya que si no lo hacía ahora quizás todo podría empeorar luego. Yoon Gi se limitó a asentir, se puso de pie y caminó detrás del líder; era más que obvio de lo que Rap Mon quería hablar, últimamente todo era sobre eso. A lo único a lo que verdaderamente temía era a que le hiciera preguntas referentes al día en que todo comenzó porque entonces sí no sabría qué decir, no era como si se hubiera puesto de acuerdo con JungKook para hacerlo más creíble, así que si las preguntas llegaban y él contestaba sabía que no iba a coincidir con lo que el menor dijera. Su guerra interna fue detenida cuando su viejo amigo habló, ya estaba sentado en la orilla de su cama y en una posición por demás seria: sus codos descansaban en sus piernas mientras sus manos se juntaban y su cabeza apuntaba hacia él; estaba en problemas.

— ¿Y bien?
— ¿Uh? -Trató de hacer un poco más de tiempo antes del interrogatorio que se avecinaba, jaló la silla que Rap Mon usaba para sentarse en la computadora y sin decir algo solamente soltando un suave suspiro tomó asiento reposando su tobillo en su pierna contraria.-
—Sabes a lo que me refiero Gi ¿Qué pasa? Tú y JungKook están muy raros últimamente, incluso los mandaron llamar para hablar con ustedes, no lo niegues, sólo estando cerca se nota que no se llevan bien.

— ¿Qué pasa? Uh...-Suspiró.- pasan muchas cosas...
— ¿Como cuáles?
—Pues...son personales.
— ¿Sabes que puedes confiar en mi cierto?
— Lo sé y no es que no confíe es…

— Es que no quieres decirme…

— No es tan así es que…en realidad no puedo hacerlo.

— ¿Por qué?

— No insistas, no puedo…

Al ver la actitud del castaño al líder no le quedó más que encararlo, se recorrió un poco más a la orilla de la cama quedando así más cerca suyo, lo miró fijamente por varios segundos mientras trataba de encontrar las palabras correctas para lo que estaba a punto de decir, resopló y continuó con su charla sin dejar de mirarlo casi de forma intimidante.

— ¿Qué es lo que no puedes decirme? ¿Qué eres gay? ¿Es eso? –Musitó para evitar que alguien más le oyera.-

— ¿Qué?

SUGA inmediatamente se alteró ¿Cómo era que Rap Monster sabía eso? ¿Acaso había hablado antes con Jungkook y éste le había dicho lo que pasó aquel día? No, lo veía imposible ¿Había sido capaz de delatarlo? Sus manos comenzaron a sudar, no sabía qué debía responder o si incluso debía hacerlo, no encontraba las palabras específicas para contestarle; deseaba salir corriendo para no enfrentarlo, tenía miedo, no, pavor de la reacción de su amigo ante la respuesta ¿Y si se alejaba como lo había hecho el pelinegro? ¿Y si les decía a los demás y ya no le querían en el grupo? Eso sin duda lo arruinaría por completo.

Por otro lado al no ver respuesta del castaño y al notar el nerviosismo en el mismo, el líder volvió a tomar la palabra de una forma comprensiva: no era su intención juzgarlo, jamás lo haría. Si bien no compartían los mismos gustos el chico sabía que eso no haría diferencia en ellos, en primera porque lo consideraba realmente alguien importante en su vida y en segunda porque tenía claro que fuera cual fuese su preferencia sexual merecía respeto al igual que todos.



—No te juzgaré Yoon Gi así que no tengas miedo de admitirlo…

—Yo… -En ese preciso instante Yoon Gi librara una pelea interna entre si decirle todo o si sólo aceptar sus preferencias, quizás únicamente diciendo la primera el chico lo dejaría marcharse.-

— ¿Tú? –Realmente no quería presionarle pero sabía que debían hablar del tema, era ahora o nunca ya que luego podría ser demasiado tarde.-

— Sí, es cierto, soy gay y JungKook lo sabe…

— ¿Por eso se aleja de ti?

— Sí…

— Vaya, nunca pensé que fuera homofóbico…

— Yo lo aprendí por la mala forma –Susurró esbozando una sonrisa nostálgica.-

— Ya, a ver. –Se acomodó nuevamente y respiró hondo tratando de organizar sus ideas.- ¿Le hiciste algo? Mejor dicho… ¿Cómo diablos fue que se enteró?

— Nam Joon no…-Negó en repetidas ocasiones: se había propuesto no hablar del tema así que había lo que fuera para evitarlo.-

— Mira, ya te dije que yo no te voy a criticar, no iré a decirle al mánager y tampoco a los chicos, te pido que entiendas que como líder debo crear un buen ambiente para todos y si se la pasan peleando no lo lograré. ¿Entiendes? Además soy tu amigo, apuesto a que no muchos o nadie sabe de tus preferencias…dime, ¿es bueno no tener nadie con quien hablar cuando te sientes mal? Pues conmigo puedes hacerlo aunque no te obligo.

— El día de la grabación… –Resopló resignado.- JungKook estaba enojado porque sabía que los dejamos ganar, él se molestó conmigo, lo sentí. Cuando terminó la grabación me quedé para ver si podía solucionar las cosas, entonces comenzamos a jugar…él resbaló y cayó encima mío…-Guardó silencio por unos segundos.- quedó muy cerca de mi cara y te juro que no resistí la tentación y me acerqué para besarlo, no lo hice pero él se dio cuenta de todo.

— Entonces eso fue, –Resopló.- creo que debo hablar con él, tal vez es un poco “exagerado” con los acontecimientos…

— No, no lo es, hace días luego de hablar con el mánager lo llevé al parque y hablé nuevamente con él, le confesé que lo quería y él me dijo que era un pervertido…

— ¿Ah? ¿Le dijiste que pensaban cosas que “no”?

— Claro que no, jamás pensaría algo indebido pero él cree que sólo lo quiero para “eso”

— Vamos –Rió.- hablaré con él también, al menos para que trate de no tomarlo tan a pecho y que eso no afecte la relación del grupo.

— Siento esto.

— No lo hagas, sé que tú no elegiste ser así…

Luego de estas palabras SUGA y Nam Joon hablaron por un rato más, el castaño le preguntó a su líder y amigo cómo fue que se enteró de sus verdaderas preferencias a lo que él contestó que lo sospechaba desde hace tiempo pues habían pasado años siendo amigos y trabajando juntos, ciertas actitudes entre otras cosas lo habían llevado a pensar en ello.

Habían hablado también de si eso afectaría a su amistad pero estaba más que claro que no, Rap Monster le entendía y eso realmente le ayudaba, lo hizo sentir en paz, ahora otra persona más sabía de sus gustos y podía ayudarle; se sentía con un peso menos encima.

Cuando salió de la habitación los demás chicos estaban en la sala viendo televisión o jugando con sus celulares, al parecer ya habían comido pues varias cajas de pizza yacían vacías sobre la mesa de centro.

— ¿No quedó para nosotros? -El rubio se acercó a la mesa y levantó la tapa de la caja mientras preguntaba.-

—Llegaron tarde, pidan más...-Se bufó J-Hope quien aún degustaba d e una rebanada.-

—Jhnm, enano tonto...-Murmuró levantando la mirada hacia Yoon Gi.- ¿Vamos a comer algo? salgamos tú y yo -Pronunció lo último en voz alta, J-Hope los miró haciendo una "o" con sus labios.-


Su tarde había sido productiva, habían comido como nunca y habían ido de compras al centro comercial, los tres disfrutaron de pasear por la plaza mientras comían helados y veían las diferentes cosas expuestas al público. Sí, los tres...al final J-Hope se las había arreglado para colarse entre ellos y es que al oír la palabra «comida» no dudó en salir corriendo. Naturalmente no hablaron del tema que habían tocado horas antes en la habitación del líder aunque Nam Joon sabía bien que J-Hope también sospechaba de SUGA ¿Y cómo no hacerlo? Tenía el mismo tiempo de él conociendo al castaño.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

—JungKook, despierta...

El menor de los integrantes del grupo sentía que lo movían mientras trataba de seguir dormido, escuchaba una voz a lo lejos que lo llamaba pero no quería despertar para ver quién era, se sentí extremadamente cansado y deseaba poder dormir más pero lamentablemente la insistente voz seguía llamándolo.

— ¡Despierta!

— ¿Qué...? -Muy lentamente los orbes negros del chico comenzaron a abrirse divisando a un chico de piel bronceada quien lo movía de un lado a otro.-

—Debemos salir, nuestro mánager llamó.

— Urhn...me siento cansado -Musitó.-

—Pero tienes que hacerlo, dijo que debíamos ir y luego podíamos descansar, él sabe que estamos exhaustos así que si llamó es por algo importante.

Cuando JiMin dejó de moverlo Kookie cerró nuevamente los ojos, sintió que estaba encima de una nube que lo mecía y lo llevaba directo al reino de los sueños cuando de la nada sintió varios golpes, abrió abruptamente los ojos y se sorprendió al ver que J-Hope y JiMin lo golpeaban con las almohadas a la vez que corrían de un lado a otro alrededor de la cama.

— ¡Arriba! ¡Arriba! -Canturreaba el pelinegro.-
— Espabila cariño, debes levantarte para hacer tus deberes... -Decía JiMin en tono de burla.-

—Basta chicos, pobre Kookie...-Musitó Jin mientras entraba al cuarto con los brazos cruzados sobre su pecho.-

— ¿Por qué no acompañan a Jin a la cocina? Mientras yo duermo…-Tomó nuevamente sus cobijas y se cubrió hasta quedar completamente tapado.-

— Kookie…vamos, eres el único que falta y no debemos llegar tarde, levántate y cámbiate,,,

Al escuchar la voz del líder el menor inmediatamente se puso de pie, se sentó en la cama y se estiró para luego tallar sus ojos con el dorso de su mano.-

— Ya voy…

Salió rápidamente de su cama y fue al baño, luego de hacer sus necesidades básicas comenzó a vestirse y por último colocó una gorra para poder cubrir su despeinado cabello. Una vez listo salió de la habitación topándose de frente con SUGA quien comía un sándwich, inmediatamente se giró para no chocar con él pero su hombro chocó de lleno con el pecho del castaño provocando que el sándwich cayera al piso sin más.

Yoon Gi no hizo nada más que suspirar, miró desde donde estaba el sándwich que ahora yacía en el piso; no iba a decir que estaba molesto porque en realidad no lo estaba, entendía que había sido un accidente, un accidente con el chico al que quería, genial, buena forma de comenzar el día…

— Lo siento, te haré otro… -SUGA escuchó el susurro del menor y negró.-

— No hay problema…

Estaba dispuesto a irse, no quería seguir incomodando y menos quería sentirse mal porque siempre que estaba cerca del maknae sentía que su corazón se hacía pedazos debido a la reacción del chico hacia él. Dio un paso completamente decidido a alejarse de él pero un suave pero a la vez firme agarre lo detuvo.

— No, SUGA…perdón. –Lo que el castaño escuchó fue apenas un susurró que, de no estar cerca, seguramente ni siquiera hubiera distinguido lo que decía.-

— Ya te dije que no importa, es sólo un sándwich.

— No me refiero al sándwich.

— ¿Qué?

— Yo…

— ¿Qué parte de «tenemos que llegar rápido» no han entendido? –Interrumpió el líder ya algo irritado.-

Todos los miembros comenzaron a salir del departamento, Yoon Gi y Kookie fueron los últimos dentro de este, cuando el castaño estuvo a punto de caminar tras los demás de detuvo nuevamente al escuchar la suave y ahora la llena de culpa voz del más chico.

— ¿Podemos vernos luego de la reunión?

— ¿Para qué? ¿Piensas humillarme más todavía? –Tan pronto como hizo su comentario deseó poder retractarse pero lamentablemente ya era demasiado tarde, lo había dicho. La pequeña chispa de tristeza y culpa que vio en los ojos del más bajo le hizo querer retroceder el tiempo unos segundos para así poder evitar el haber actuado como idiota.-

— No, sólo quiero hablar de algo contigo… -Esta vez el tono con el que el maknae contestó fue algo serio, seco por ende doloroso e incómodo para el castaño.-

— ¿En dónde?

— En el mismo parque de la vez anterior, donde me llevaste…

— Bien…

Sin decir una palabra más el castaño tomó su camino hacia la salida, sabía que un regaño doble les esperaría a ambos, por una parte su líder quien había insistido en apurarlos y por otra su mánager quien les había pedido que llegaran lo más temprano posible y, a estar alturas, ya habían pasado la hora acordada. Se apresuró a llegar al auto y lo abordó sin decir ni una sola palabra, sus compañeros bromeaban, reían y tarareaban ciertas canciones mientras él mantenía su mirada fija en la ventanilla del auto; a simple vista se vería como si estuviera disfrutando del viaje, viendo las casas que pasaban a medida que el auto avanzaba pero no era así, Yoon Gi se sentía abrumado por las risas de sus compañeros y al mismo tiempo se sentía bien sabiendo que al menos ellos estaban felices. Inmediatamente sus recuerdos lo llevaron momentos antes en el departamento cuando Kookie le había pedido hablar con él ¿Para qué exactamente JungKook quería hablar con él? Y más importante ¿Lo que le diría sería bueno? Ya no quería sentirse humillado, no quería sentirse deprimido y con ganas de lastimarse debido a eso, luego de hablar mucho con Jung Kyu y de recibir fuertes regaños del mismo, pudo entender que no merecía ser lastimado y tratado de la forma en la que el chico lo hacía, estaba bien que no aceptara a los gays pero ese era su problema ¿No? Aunque siendo sincero con él mismo también era el suyo porque queriendo o no, él lo había provocado por haberse dejado llevar por sus sentimientos. Sí, era culpable pero solamente en parte ya que quien había llevado las cosas a otros extremos había sido JungKook.

La charla con su mánager fue realmente rápida, nada importante pero sí algo que se debía tratar ese mismo día, también se mencionó nuevamente el teme se SUGA y Kookie, no directamente aunque estaba más que claro que el regaño iba dirigido especialmente a ellos. «Cualquier diferencia que tengan traten de arreglarla antes de que ésta ocasione problemas más grandes, especialmente, problemas que afecten al grupo.» su mánager había sido claro. Apenas su reunión terminó todos los integrantes del grupo se dispusieron a disfrutar de su día libre, muchos irían de compras y otros más a pasear por la cuidad, YoonGi había planeado (antes de que Kookie le pidiera salir) que iría de compras con J-Hope, hacía mucho tiempo que deseaba comprarse una gorra que había visto por internet y ese era el momento, pero luego de ver a JungKook supo que sus planeas se cancelarían, valía la pena.

Cada uno salió por su parte, Jungkook tomó un taxi y SUGA tomó otro, sí, gasto doble, pero si el menor no quería ir con él entonces lo respetaría.

— Hace calor ¿Cierto?

— Esta será una conversación interesante si la comienzas así… -Contestó sonriendo bastante divertido por la pregunta del menor, se sentó en el columpio que estaba a un lado del pelinegro y se balanceó mirando a los padres que a esa hora pasaban con sus hijos.-

— Supongo –Se encogió de hombros.- no sabía qué decir…

— Lo noté –Negó.-

Aquel punto en el pasto frente a los columpios comenzaba a ser más divertido que el menor a un lado suyo, Kookie se mantenía en silencio mientras recargaba su cabeza en su mano y a su vez sujetaba las cadenas del columpio, al parecer también le había llamado la atención aquel punto porque no dejaba de verlo. Se veía distante, mordía su labio inferior mientras pensaba en quién sabe qué cosas, pero esas cosas lo mantenían distante.

— Perdón…

— ¿Ah? –El castaño se giró un poco en el columpio para poder verle.-

— Perdón por actuar de la manera en la que lo he hecho, soy un tonto.

¡¿Qué?! ¿Kookie le estaba pidiendo perdón? ¿El chico cambió de parecer? SUGA sentía que su corazón comenzaba a palpitar, sus manos sudaban y por alguna razón que no entendía comenzó a sentir una gran opresión en el pecho aunado a muchas ganas de llorar y abrazar al pequeño a un lado suyo.

Jungkook por su parte se encontraba ensimismado en sus pensamientos, aún se agarraba de la cadena del columpio y sus dientes aún seguían mordiendo la suave piel de su labio inferior; SUGA temía en cualquier momento poder ver sangre saliendo del mismo pues la presión que le aplicaba seguramente pronto lo haría. ¿Qué lo tenía así? Estaba preocupado, bajo presión, en otro mundo en el que SUGA no podía entrar, no a menos que el menor se lo permitiera y… bueno, Jeon le había dejado muy en claro las cosas antes.

— ¿Por qué pides perdón?

Realmente no lo entendía y deseaba hacerlo, más que nada. Deseaba poder saber lo que pensaba en esos momentos, deseaba saber qué pensamientos lo habían orillado a pedirle perdón luego de ser como había sido con él.

— Porque no fue algo correcto, no estuvo bien actuar de la forma en la que lo hice, por eso te pido perdón.

Esta vez el pelinegro lo veía mientras hablaba, sus ojos reflejaban tristeza, algo en ello hacía que el estómago de YoonGi se comprimiera al grado de querer vomitar su desayuno, realmente estaba arrepentido, lo sentía.

— No importa, supongo que fue una reacción normal, sólo olvídalo…

— ¡No! ¿Cómo podía olvidarlo? Fui…un idiota, te traté muy mal.

— Kookie… -Los ojos del Cataño estaban abiertos como platos, no esperaba ver esa reacción en Kookie. Sonaba molesto pero molesto consigo mismo y eso hacía que SUGA se sintiera molesto con él por sentir eso, tomó un poco de aire sintiéndose realmente vivo cuando éste entró a su cuerpo.- no voy a negarte que me hacías sentir muy mal, eras injusto, me dolía mucho tu actitud, el ser ignorado y tratado como un cero a la izquierda pero no te guardo rencor, no podría ¿Quién podría? –Preguntó dirigiéndose a sí mismo.-

SUGA lo observaba atento a cualquier gesto mientras le confesaba el dolor que le había hecho pasar, las facciones del pelinegro pasaron de ser serias a unas de completa tristeza, sentía que incluso podía ver una nube depresiva encima suyo.

—Tuve miedo… -Murmuró bajando nuevamente la mirada. SUGA verdaderamente odiaba eso, sólo por ahora ya que sabía perfectamente bien que ese acto era causado por tristeza y enojo mesclados.

— ¿Miedo a qué?

— A que eso pasara…

— ¿Qué es “eso”?

— A que tú me quisieras…

— Te entendería mejor si te explicas…

Sentía que el chico comenzaba a exasperarse, claramente vio cómo tomó aire y a su vez apretó sus puños y luego…



— ¡Tenía miedo! ¡Tenía miedo a que tú me quisieras porque sabía que entonces ambos querríamos una relación, algo que no podemos tener porque yo soy un maldito cobarde que prefirió negarte y negarme a mí mismo! ¡Mierda! –Jeon sacó su frustración, gritó todo lo que se había callado durante meses, todo lo que lo había atormentado todos y cada uno de los días desde lo que pasó en las canchas entre él y YoonGi.- en verdad quería besarte… -Musitó apretando sus puños cerca de su abdomen, las lágrimas nublaban su vista; todo estaba dicho, ahora debía hacerse responsable se sus acciones y palabras.

Blackfeather ♥

3 comentarios:

  1. Yeeeey! Me encantan estos dos <3 El fic es genial ya lo habia leido antes peor nunca comente XD Sufri mucho con suga TT pero ahora, ahoraaaa *-----*

    ResponderEliminar
  2. Ahhh me encanto sube el 6 porfiii !!!

    ResponderEliminar